El funcionamiento de una bombilla LED

Sedeplas LED - Facebook Sedeplas LED - Twitter Sedeplas LED - Youtube Sedeplas LED - Tuenti Sedeplas LED - Google plus
El funcionamiento de una bombilla LED SONY DSC

 

¿Os imagináis 11 años de emisión lumínica sin interrupción? No sólo tenéis que imaginarlo, ya que es real.

Y es que mientras que una bombilla normal tiene una vida útil de aproximadamente 5000 horas,  la de un LED es superior a 100.000 horas, que traducido a años sería 11.

Ahora bien, ¿cómo es posible que sean tan eficaces? ¿cómo es su funcionamiento?

La base de la tecnología LED está basada en el diodo,  un componente electrónico de dos puntas que lo que hace es permitir la circulación de energía a través de él en un solo sentido.

Los diodos emisores de luz (LED) son semiconductores. Cuando los electrones pasan a través de este tipo de semiconductor, se convierte en luz.

Si se compara con las bombillas incandescentes, las luces LED son más eficientes en convertir la energía en luz que las bombillas incandescentes.  De ahí que irradien menos calor que el resto.

Estructuralmente hablando, los LED tienen cuatro componentes básicos:

  • Material emisor semiconductor, que montado sobre un chip-reflector determina el color de la luz.
  • Después tenemos los postes conductores, el cátodo y el ánodo.
  • El cable conductor que permite que se juntan los dos polos.
  • Una lente que protege al material emisor del LED.

Al pasar la electricidad a través de uno de esos diodos, los átomos se excitan a un gran nivel. En ese momento almacenan una gran cantidad de energía y necesitan expulsarla. Al hacerlo, los electrones llegan hasta el chip-reflector, momento en el que se produce la luz.

Un proceso que permite una iluminación mucho más eficaz y rentable, con su consiguiente ahorro energético.